Hosting compartido (infografía)
Rate this post

Tal como lo indica el nombre, vives en un sitio compartido. Es un edificio en el que tienes tu propio departamento, no pagas mucho dinero de arriendo y puedes aprovechar las bondades del lugar: tener un gestor de contenido amigable o utilizar un servicio de correos personalizado.

En caso que tu departamento tenga fallas, el personal del edificio te ayudará. Generalmente tus vecinos serán amigables, sin embargo, algunos pueden ser realmente molestos.

Un vecino irresponsable puede ralentizar tu sitio web, incluso provocar una caída en tu plataforma.