Hosting gratuito (infografía)
Rate this post

Para comenzar no eres dueño de tu sitio web. No tienes ningún lugar donde quedarte, ya que no pagas nada.

Puedes crear contenido y mejorar un poco tu situación, pero en cualquier momento pueden eliminar lo que has creado.

Tampoco puedes controlar la publicidad que entra en tu sitio web, y ante cualquier problema nadie podrá defenderte, ya que no existe un soporte técnico que pueda socorrerte. Todo esto sumado a que no gozarás de una buena reputación, ya que es un servicio poco confiable.

Vivir en un hosting gratuito puede servirte para ganar experiencia, pero no es recomendable prolongar tu estadía en un sitio como este.